viernes, 11 de diciembre de 2009

Que hacer cuando tienes ciatica durante el embarazo


Hola

En este caso me gustaria hablar un poco sobre lo que es la ciatica y lo que se puede hacer para que no sea algo tan molesto.

En mi caso padezco ciatica y se han incrementado las molestias debido al embarazo. Previamente tenia una lesion a nivel lumbar que no habia sido detectada y al comenzar mi primer embarazo, comence a tener molestias en la pierna derecha. Desde antes presentaba dolores, pero lo asociaba al esfuerzo que realizaba durante mis guardias en ambulancia eb mis años mozos ( jejejeje )

Despues de haber tenido a Arnau, el ortopedista decidió hacerme una resonancia y salió que tenía una protusión de un disco y que con ello se encontraba presionando el nervio ciatico.

En si, en el embarazo es poco comun tener ciatica como tal, mas bien se presenta una pseudo ciatica por el cambio postural que sufre la columna para adaptarse al peso del bebito.

En este embarazo, estoy realizando 2 actividades para ayudar a disminuir las molestias y que en posteriores post comentare. Por ahora estoy haciendo Natación para embarazadas y Yoga para embarazadas.

Realmente recomiendo hacer ambas, se tenga o no ciatica, ya que ayuda a relajar la espalda y a que el embarazo sea mas llevadero.

Pero para que comprendan un poco a lo que me refiero, hablare un poco sobre la CIATICA.

¿Qué es la ciática?

La Ciática o Lumbociática es el dolor causado por una compresión del nervio ciático que se origina en la zona lumbar y se irradia- por el recorrido del nervio ciático- hacia el talón del pie. Este dolor generalmente se concentra en un lado del cuerpo y puede ser suave, pero generalmente las personas con ciática están muy incómodas. El dolor no es constante.

Consiste en la inflamación del nervio ciático originada por un problema vertebral (que fue causada por un proceso degenerativo de la columna) que produce compresión de la raíz nerviosa del nervio, o por compresión del nervio en alguna parte de su recorrido (inflamación de tejido alrededor del nervio).



El nervio ciático es el nervio más largo de nuestro cuerpo. Sale de la parte baja de la columna vertebral y recorre la parte posterior de las piernas y después se divide en los pies. Es el nervio que nos permite sentir y mover los músculos de las piernas y de los pies.



La Ciática se manifiesta con un dolor muy intenso en la parte baja de la espalda, zona lumbar ó parte posterior de la pierna que puede aparecer bruscamente al flexionar o extender la columna o de forma más progresiva tras haber realizado un trabajo físico intenso. Este dolor es irradiado a través del nervio ciático hacia una de las extremidades inferiores, recorriendo las nalgas, la pierna (zona posterior del muslo) y la parte externa del pie, y suele estar acompañado de una sensación de hormigueo o adormecimiento de la pierna o el pie que puede llegar a producir debilidad muscular. Además este dolor es agravado al toser, al estornudar o al inclinar la espalda y puede llegar a ser tan intenso que impida realizar cualquier movimiento de la pierna afectada.


En mi caso, durante el embarazo comencé a presentar dolores fuertes en la pierna derecha y sobre todo adormecimiento. Al momento de andar, se siente como si te fueran a quebrar la cadera y no puedes dar pasos con facilidad.

¿Por qué aparece durante el embarazo?

Contrariamente a lo que se piensa, no existe ninguna evidencia que sugiera que el embarazo puede ser la causa de la ciática. Los cambios relacionados con el embarazo pueden causar dolor de espalda y dolor pélvico, pero NO de ciática.

La mayoría de las mujeres que piensan que tienen ciática en realidad lo que tienen es una condición llamada Dolor Pélvico ya que el dolor del nervio ciático no es causado por la presión del bebé. En la gente joven generalmente la ciática es causada, como se mencionó anteriormente, por el daño que se ha hecho a algún disco intervetebral (los discos de tejido cartilaginoso que separan a las vértebras) de la parte baja de la columna vertebral lo que lleva a la presión directa del nervio o por la inflamación de tejido alrededor del nervio.

Ninguna de estas situaciones ocurre más frecuentemente durante el embarazo y es posible que si tú tienes ciática durante el embarazo es porque se te hubiera presentado de todas maneras aunque no hubieras estado embarazada. Es más común que se presente en el tercer trimestre.

¿Cómo puede afectar el embarazo?

Muchas mujeres desarrollan dolor de ciática durante el embarazo aunque este problema no es en sí propio de este estado. Cuando el nervio ciático está presionado puede causar además de dolor de espalda otro tipo de problemas.

Algunas mujeres piensan que es porque el bebé está presionando el nervio ciático por lo que se produce este dolor, pero en realidad esto no es el caso ya que, como vimos, es más bien causado por un daño en un disco de la columna vertebral

¿Cuáles son los síntomas?

El dolor de Ciática puede ser agudo y como de ardor o también puedes sentir sensación de hormigueo y de adormecimiento de la pierna. Puede ir y venir y generalmente afecta un solo lado, o en ocasiones puede ser tan severo que impida el movimiento.

Típicamente el dolor de la ciática puede incluir algunos de los siguientes síntomas:

* Sensación de hormigueo y adormecimiento desde la parte posterior de la pierna hasta el pie.
* Calambres o sensación de ardor en la pierna en las nalgas o en la parte baja de la espalda.
* Dolor en la parte baja de la espalda o en la parte posterior de la pelvis que se puede extender hasta el pie.
* Adormecimiento de la pierna o del pie.

Tratamiento de la ciatica durante el embarazo


Depende principalmente de la causa y de la severidad. Pídele a tu médico que te recomiende algún fisioterapista especializado en este tipo de problemas con mujeres embarazadas. Muchas veces, este dolor desaparece por sí solo, pero algunas veces puede tardarse hasta seis semanas o más. Seguramente te recomendará el uso de una faja de embarazo que te ayudará con la carga del abdomen y mejorará la presión ejercida en la columna vertebral.

La terapia física puede ser de gran ayuda y tú puedes continuar en casa haciendo algunos de los ejercicios que te hayan recomendado, estos te servirán además para fortalecer los músculos de la pelvis, los abdominales y los de la espalda, lo que te será de gran beneficio para el momento de la labor y en el parto.

Tu médico puede recomendarte también aplicaciones de calor y frío en la zona afectada y que tengas el mayor reposo posible. Los cambios posturales pueden ser de gran ayuda para disminuir la presión en el disco y en algunas de las partes afectadas de tu organismo.

Si sufres de ciática, las siguientes recomendaciones pueden ayudarte:

* Mantén, en todo momento, la espalda lo más recta posible.
* Evita estar sentada largos periodos de tiempo y cuando estés sentada colócate un pequeño cojín en la espalda.
* Si manejas, procura ponerte una pequeña almohada o toalla enrollada en la parte baja de la espalda que te ayude a mantener la curva natural de la columna
* Usa zapatos blandos y con un tacón de 3 a 5 cm .
* Evita siempre que puedas levantar peso y si tienes que hacerlo, procura doblar las rodillas y mantener la espalda recta.
* La natación puede ser un buen ejercicio que te ayude a disminuir la compresión del nervio.
* Escucha a tu cuerpo y evita todo aquello que te cause el dolor.

¿Cómo puedo prevenir que se empeore el dolor?

Además de lo que ya hemos mencionado arriba:

1. Fortalece los músculos de la pelvis y los abdominales antes de que vayas a hacer un movimiento.
* Para fortalecer los primeros, has los ejercicios de Kegell: contrae los músculos que están alrededor de la vagina y del recto como si estuvieras aguantando las ganas de orinar y de arrojar gases. Cuenta – calmadamente- hasta 15 y afloja. Repite esto tres veces al día en series de 10.
* Al hacer esto, los músculos abdominales se contraerán también hacia la columna vertebral.
2. Evita acostarte sobre tu espalda (esto es algo que de todas maneras debes evitar durante el embarazo).
3. Ten cuidado al caminar. Es posible perder la sensación en la pierna adolorida y esto te podría ocasionar que te tropieces o caigas.
4. Que la posición de tu cuerpo siempre minimice el esfuerzo puesto en tu cadera y en el nervio ciático.
* Duerme con una almohada entre las piernas y los pies.
* Protege tu espalda cuando te muevas, sobre todo en el momento de meterte a la cama, de sentarte, pararte o de meterte a un coche.
5. Dobla tus rodillas cuando tengas que levantar algo pesado . Nunca te dobles de la cintura.
* levanta la carga con las rodillas dobladas y la espalda lo más recta posible.
6. Evita:
* Sentarte en sillones que permiten que tus rodillas estén más arriba de tus caderas.
* Dejarte caer al sentarte, siempre busca que el asiento tenga un apoyo para tu espalda y mantén las rodillas separadas.
* Ganar demasiado peso, mantén tu ganancia en lo que el médico te ha permitido.
* Usar tacones altos durante el embarazo.

Llama a tu médico si el dolor se hace constante o si se empeora en severidad y en frecuencia.

Durante el parto y después del parto

Las posiciones que puedes adoptar durante el parto quizás se vean limitadas por tu ciática y es importante que lo hables con tu médico.

Cuando estés alimentando a tu bebé, es muy importante la postura, procura sentarte en una silla donde tengas un buen respaldo para tu espalda y mantén tus pies tocando el suelo. Cambia a tu bebé en un cambiador a buena altura y no sobre la cama o en el suelo.

Cuando levantes al bebé trata de mantener tu espalda erecta, siempre dobla tus rodillas y pon atención a lo que estás haciendo, no te des vuelta para ningún lado en ese momento, los movimientos bruscos pueden empeorar el dolor.

Pregunta al fisioterapista qué tipo de ejercicios puedes hacer para mejorar tu condición física, tu fuerza y tu flexibilidad. Esto ayudará a que los problemas no se hagan crónicos.

Esta ultima información la tomé de este sitio web : http://www.infogen.org.mx/Infogen1/servlet/CtrlVerArt?clvart=9487